martes, 15 de mayo de 2012

Hey, idiota. Te quiero.


Prometí olvidarte. No quería sufrir por un idiota como tu. No quería soñar que estaba junto a ti, despertar y sentir que se me caía el mundo por que estaba sola en mi cama. Odiaba que pasaras junto a mi y tuviera que girarme solamente para verte marchar. Odiaba sentir mi corazón latiendo por ti. Odiaba sentirte cerca de mi, oler tu perfume y pensar que nada me podría hacer daño, por que estaba a tu lado, pero después, después te marchabas sin ni si quiera mirarme. Odiaba ser tan insignificante para ti, que ni si quiera te molestaras por hablar conmigo. Odiaba querer a un idiota como tu.
Pero aun sigue ocurriendo. Caigo en tu trampa una y otra vez. Sueño contigo, despierto y mi mundo se desmorona cuando me doy cuenta de que no estás a mi lado. Cuando me miras me pierdo en tu mirada como la primera vez, cuando pasas por mi lado sigo girándome para ver como mi vida entera se aleja al son de tus pasos, cuando te acercas a mi me olvido del mundo y respiro solamente tu perfume. Y es que se que esto es una estupidez, que me pongo celosa cuando estas con las demás y es una idiotez, que soy una idiota haciéndome creer que en ese corazón tuyo hay un trozo para mi.
Y es que te tengo que olvidar, joder, te tengo que olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario