miércoles, 27 de junio de 2012

27/06/12.

Querido diario:
Los meses pasan  lentamente, no encuentro mi inspiración en nada, no la hallo, ya no esta donde antes la buscaba. Me siento decaída. Siento que en algún momento todo va a desaparecer y que yo también terminare de la misma forma, arrastrada, sin fuerzas, viendo como todo mi alrededor se esfuma lentamente, viendo como desaparezco lentamente. Incluso lo he llegado a desear en algún momento. Siento como mi alma muere poco a poco. Como este dolor me mata por dentro. Siento que la ignorancia me consume, que nadie esta aquí, a mi lado, que todos pasan a mi alrededor con indiferencia, dejándome tendida en el suelo, sollozando como una niña pequeña, como un alma sin esperanzas, como un corazón roto esparcido entre la multitud. Perdí las fuerzas, ya no las tengo, ya no consigo levantarme una vez mas. Mis tardes se resumen en mi cama, en mis libros, y en películas románticas con finales felices que realmente se que no existen.. Mi mirada esta perdida en quien sabe donde, busca algo entre las sombras, entre las paredes, o tal vez ya se cansó de buscar. Mi cabeza esta en cualquier otra parte menos en donde debería estar. Mis manos no responden como mi cerebro les ordena, las cosas se caen, se derraman, y se rompe todo lo que en mis manos descansa. Mis pensamientos son una espiral, una nebulosa, que me traga lentamente, sin que apenas yo me resista a ello. Mis noches, oh, por dios, ¿por que llamarlas noches?, lo único que tienen de particular es que el sol desaparece dejando ver a la preciosa Luna que me observa todas las noches, noches en las que el insomnio no me deja descansar, en las que la tristeza y depresión sustituyen al sueño. Ya no aparecen las lágrimas, creo que después de tantos meses llorando oculta bajo mi almohada se agotaron.
Ya no comprendo que sucede en mis entrañas, ya no entiendo que esta sucediendo conmigo, o con lo que un día fui. Pero se que de algún modo, hay una posibilidad de que todo vuelva a ser normal.
Aunque la veo lejana, lejana a todo este dolor.
Por que todo lo que había en mi vida, era todo lo que tenía.
Y todo se ha esfumado, llevándose mi sonrisa acompañada de mis fuerzas por seguir luchando.
Let me sign.
Fuego y hielo.
Unos dicen que el mundo sucumbirá en el fuego
otros dicen que en hielo.
Por lo que yo he probado del deseo
estoy con los que apuestan por el fuego.
Pero si por dos veces el mundo pareciera
creo que conozco lo bastante el odio
para decir que, en cuanto a destrucción,
también el hielo es grande
y suficiente.

Robert Frost.


Aquí os he dejado una canción que me alivia en mis peores momentos y un texto que como veis es de Robert Frost y a mi, me encanta, lo leí en mi libro favorito, Eclipse, de la Saga Crepúsculo, y creo que me llamó demasiada la atención, y aquí os lo dejo para compartirlo con vosotros.
Como veréis últimamente no estoy de ánimos, de todas formas continuare escribiendo como me siento.
Tengo la esperanza de que algún día todo lo malo pase, y no deseo una vida perfecta, por que una vida "perfecta" para mi esta en la lista de las cosas imposibles, ya que siempre habrá algo, aunque sea un pequeño detalle insignificante que haga que no sea completamente perfecta.
Un beso a todos.
Gracias por leerme.
Os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario