jueves, 14 de junio de 2012

Segunda estrella a la derecha, todo recto hasta el amanecer.

Querido Peter Pan:
A veces me desespero buscando el por que para sentirme de esta manera. A veces me pierdo entre los recuerdos del ayer. O me siento una estúpida. Me levanto sin ganas. Siento que todo el mundo esta enfadado conmigo, o que, simplemente no le importo a nadie. A veces creo que no soy nadie. Solamente un fantasma que busca su alma desesperadamente. En ocasiones siento que nadie me ve, que soy invisible. Que nadie se da cuenta de que estoy aquí. Que nadie sabe que tengo sentimientos. Joder, hay veces en las que lloro sin motivo. En las que la oscuridad de mi cuarto me engulle entera y no deja rastro de mi. Hay momentos en los que me ahogo en mis propias lágrimas. Y en las noches oscuras, en las que me siento sola y perdida lloro hasta quedarme dormida.
Supongo que son cosas de adolescentes, pero yo quiero volver a ser esa niña inocente que antes era.
Por favor, ven. Llévame con los niños perdidos.
Donde nunca jamás crecerás.
Yo quiero ser esa niña de la sonrisa sincera que era, no quiero cambiar, no quiero entender este estúpido mundo.
Quiero volver a vivir esos cuentos de hadas.
Aun soy muy pequeña para este mundo, y me viene tan... grande.
Gracias por escucharme.
Te espero esta noche, como cada una de esas noches en las que te espere.
Aquella estrella de allá.

Gracias por estar ahí, cuando nadie esta. Mil besos querido Peter Pan.




Hola bloggeros, ¿que tal os va?. Yo estoy liadísima con los exámenes, por suerte mañana terminan las clases. Y creo que no e suspendido ninguna, creo. Un fuerte beso, ya sabéis donde encontrarme.
Pinchar a las palabras blancas, son canciones de la película.
Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario