viernes, 13 de julio de 2012

Lo necesitaba a él.

Mi humor había ascendido. Mi ánimo también. Estaba mejor. Le sonreía a todo lo que se me ponía delante. Hasta que, no se por que, me dio por ordenar y organizar la habitación. Una caja llena de fotos cayó desde alguna estantería. Todas se esparcieron a mi alrededor formando una gran espiral. Y me quede allí, quieta, perpleja, sin apartar la mirada de todas esas imágenes.
Mire a mi alrededor, estaba sola entre estas cuatro paredes. Las piernas me temblaron y me tambalee, caí rendida al suelo. Sin fuerzas, sin ganas. 
Las manos me temblaban. Y el nudo de la garganta apretaba fuertemente. Un doloroso y punzante agujero negro se abrió paso en mi pecho.
Donde antes había latido mi corazón.
Reviví cada imagen, eran flashes que pasaban por mis ojos a toda velocidad.
Una lágrima resbalo por mi cálida mejilla. Y cayó al suelo. Me quede allí, como una estatua. Observando todos esos momentos que había pasado a su lado.
Me levanté, imaginando que todo había sido una pesadilla. Salí corriendo a su habitación. Estaba vacía. Tal y como la había dejado. Entonces, corrí en su busca por toda la casa. 
No estaba.
Era como si nunca hubiese existido.
Cerré los ojos para evitar las lágrimas.
Pero fue en vano. 
Un torrente de lágrimas acariciaron mis mejillas sonrosadas. 
Y un grito desgarro mi garganta. 
- Vuelve - Grité.
Pero te habías marchado. 
Te lo habías llevado todo contigo.
¿Ahora que iba a hacer yo? ¿Sin ti?
Preferiría cualquier cosa antes de no estar a tu lado.
Dejé que esas preguntas se las llevara el viento.
Sentía miedo por conocer las respuestas.
Necesitaba tiempo.
Lo necesitaba a él.


Hola, estoy de buen humor esta mañana. Encontré la entrada en uno de esos borradores que dejas abandonado, y bueno, recordé el momento en que la escribí y me gusto como había quedado, así que la publique.
Y os preguntaréis, ¿eh, que le ha pasado al blog?. Si, como habréis podido observar se ha transformado jajajajaja.
Me había cansado del color negro, de tantos recuerdos, del dolor que el blog me trasmitía.
Necesitaba un poco de optimismo, y el blog me pedía a gritos un poco de vida.
Así que, bueno, ya habéis podido apreciar el cambio.
Espero que os guste como lo he dejado.
Un beso a todos.
Gracias por leerme.
Os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario