martes, 17 de julio de 2012

A otro perro con ese hueso.

No. ¿Vale?. No. No vuelvas aquí haciendo como si fueras la victima. Pidiendo perdón por lo que has echo.
Has causado demasiado daño. Y todo el dolor que me has echo pasar ya no se puede remplazar con nada.
Que me da igual si te quieres suicidar, eso no esta en mis manos.
Que me da igual si hoy es tú cumpleaños, para mí, hoy no es ningún día especial, no, por que tu ya no eres nadie para mí.
No vuelvas por el camino del que marchaste pidiendo disculpas por doquier. Tuviste mucho tiempo para hacerlo, pero el orgullo te pudo. Ahora te jodes, y te apañas con lo que te toca.
Yo tenía dos opciones; o seguir adelante sin ti olvidando que alguna vez fuiste especial, o perdonarte. Y, me cansé de escoger siempre la última.
Jamás te diste cuenta de que tus mentiras, y tus gilipolleces eran como apuñaladas a mi corazón.
Creo que son ya como, ¿9 años? aguantando tus estupideces. Tus idas y venidas, aceptando tus disculpas cuando las pedías, perdonándote, y dándote segundas oportunidades.
Pero ya me cansé de este inútil juego, ya me cansé de que tu manejaras este estúpido circulo vicioso. 
Ahora soy yo quien esta al mando del juego, y he decidido seguir adelante sin ti, desterrandote de mi vida como tu hiciste de la tuya tantas veces, pero yo no me voy a echar para atrás.
Y lo vuelvo a repetir, hoy no es un día especial, hoy no es el maldito cumpleaños de nadie.
Por que tu ya no eres nadie.
Por que no voy a felicitarte cuando me has echo tanto daño.
Por que ni si quiera te voy a dar el honor de hacerte saber que me preocupo por ti.
Por que no lo hago.
Regresa por el camino del que marchaste.
Y si no quieres regresar, recuerda al menos, que tu para mi dejaste de ser importante.
Por que me cansé.
De todas formas y aunque sean pocos los buenos momentos, gracias por todos ellos.
Y,  felicidades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario