miércoles, 18 de julio de 2012

Por que aún a así, sigo aquí.

Por que han sido muchas las lágrimas derramadas por el camino y muchas las sonrisas malgastadas. Por que mi almohada me ha visto llorar a pleno pulmón, o simplemente a observado como hundía la cabeza entre mis piernas a la espera de desaparecer. Derrotada en el frío suelo de mi habitación. Por que han sido demasiados los momentos en los que he deseado desvanecerme, convertirme en nada, como un suspiro en el aire. Por que han sido mucho los momentos en el que estas cuatro paredes me han visto evadirme de la realidad entre libros, para distraer mis pensamientos. Por que han sido muchos los momentos en los que las páginas de los libros han temblado en mis manos mirando como derramaba aquellas lágrimas tan reprimidas. Por que han sido muchos abrazos los que he dado a mi almohada mientras intentaba encontrar sentido a mi vida. Pero, a pesar de todo, sigo aquí. No se como, ni si quiera lo comprendo. Pero siempre he sacado las fuerzas de algún lugar y he sonreído entre lágrimas yo sola. Por que, supongo, que eso es lo que me hace ser especial. Que a pesar de todo, pase lo que pase siempre me mantengo firme. Fuerte. A la espera de que la tormenta se desvanezca. Por que aunque no lo creáis han sido muchos los momentos en los que la esperanza me ha abandonado.
Pero aún así, y no sé como, sigo aquí, luchando por sonreír, por ser feliz.



Por que después del crepúsculo, llega la calma, y empieza un nuevo día acompañado de nuevas esperanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario