miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ya no eres nada.

No puedo seguir viviendo así. No puedo salir de una habitación cuando tu entras. No puedo estallar y soltarte cualquier cosa que se me pasa por la cabeza sin pararme a pensarla. No puedo pasarme el día enfadada con todo el mundo por el simple echo de que estas a tan solo unos metros de mi. No puedo levantarme cada día y desayunar a tu lado como si nada hubiese pasado. No puedo reírme contigo. No puedo hablar contigo sin recordar todo el daño que has echo. No puedo volver a sonreírte cuando me sonríes. Ni puedo volver a ser tu hermana. No puedo hablar contigo de las cosas que hago por el día, por que, me das asco.
No puedo soportar a una persona así. No puedo tener a mi lado a una persona como tú. Estoy harta, de ti y de todas tus mentiras, de tus juegos sucios, y tu rencor. Estoy harta. De que cuando tu te vas yo me quede sin nada. Estoy cansada de jugar a este maldito juego.
No puedo más.
Ahora, yo misma renunció a volver a jugar a tu sucio juego. Me alejo de ti.. Es como si no existieras.
Por que, veras, jamas podre volver a reírme de tus chistes, jamas podre estar contigo, jamas podre volverte a hablar mirándote a los ojos.
De verdad, ¿no te has dado cuenta de que ni un beso, ni un abrazo ni una mirada te he lanzado desde que has llegado?.
No puedo. Me cansé. Ya no volverás a entrar en mi vida. Si quieres volver a ocupar un lugar en mi tendrás que aprender de tus errores y demostrarme que has cambiado. Yo no puedo continuar así. No puedo.
Tu para mi ya no eres nadie.
Nadie.
Solamente eres un vacío inexistente, un vacío que dejaste en mi pecho cuando te marchaste.
Y aunque hayas vuelto, las cosas ya no van a volver a ser como antes.
Me cansé de jugar a tu juego, de caer en tus trampas, de verte marchar mientras siento que algo me oprime el pecho, me cansé de verte volver cuando todo esta bien y tu recuerdo ya no me hace daño, me cansé de mirarte a los ojos y sentir un nudo en la garganta.
Para mi solamente eres un vacío inexistente.
No eres nada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario