sábado, 4 de mayo de 2013

Algo más íntimo.

Os dejo algo más íntimo que de costumbre. Es una página de mi diario. Quería mostrároslo porque ese día torpemente y sin darme cuenta... expresé realmente lo que sentía.

"¿Es normal sentirse tan insignificante rodeada de cuatro paredes? ¿La verdad? No lo sé. Creí que la solución era esa. Creí que si no confiaba en nadie sería inmune a todo. Creí que podría ganar cuándo sólo estaba jugando a un juego de imbéciles. ¿Destruir mis sentimientos hacía todo antes de que éstos me destruyeran a mi? Oh, ¡por favor! Qué ingenua fui. Intenté hacer algo que, en realidad, siempre taché de imposible. Creí que iba a ser capaz de ser de las que dejan su corazón en casa cuando salen fuera. Pero... ¿cómo poner eso a prueba si ni quiera eres capaz de encontrar el momento de salir? Lo único que he conseguido con esto es que los demás se alejen de mi. A sabiendas de que no tengo nada que ofrecerles, ni nada que darles... porque al final, tras tantos esfuerzos, ni tan siquiera tengo nada para mi.
Pensé que la mejor manera de impedir que te rompan el corazón es fingir que no tienes corazón. 
Quizás cometí un error. 
Cada vez me siento más sola, y cada vez temo más haberlo cometido."








No hay comentarios:

Publicar un comentario