sábado, 22 de junio de 2013

Scars.

Quizás nunca jamás podré volver hacia atrás. No lo sé. Quizás fue un error hacer lo que hice. Tampoco lo sé. Sólo sé y estoy segura de que si lo hice fue por algo, quizás por odio hacia mi misma, puede que por aquella sensación de soledad, quizás por la presión de todo esto, puede que por aliviar el dolor, por debilitar aquella sensación de vacío en mi pecho, quizás lo hice porque necesitaba hacerlo para darme cuenta de cuales eran mis nuevos límites. Puede que dentro de unos meses este más consumida, a lo mejor hay una segunda, o una tercera vez. Quizás haya incluso más. Pero eso todavía no lo sé. Soy consciente de que prometí no escoger el camino fácil. Pero también lo soy de que las promesas no son mi punto fuerte. Porque en un impulso, decidí que estaba harta de luchar, de esperar a que otro camino se abriera paso entre los escombros, y salí corriendo como una cobarde hacia el camino más sencillo. El que menos dolía. El más despejado de todos. Quizás lo que hice no fue de cobardes, si no de valientes. Aún no me lo he planteado y tampoco es algo que quiera hacer. Sé que, aunque ahora este camino parece mi mejor opción, cambiaré de idea. Porque poco a poco se volverá más oscuro, mas tenebroso y más difícil de continuar. O eso creo. Quizás me equivoqué, no sé, a lo mejor este no era el camino más fácil, si no el más difícil. Y me sedujo, su oscuridad, su incertidumbre... me atrajo. Me atrajo a pesar de que había prometido esperar. Aunque... en realidad, mentí, sabía que no iba a ser capaz de esperar. Que no iba a ser lo suficientemente fuerte como para crear un camino con mis propios pies. Y al final, sucumbí. Ahora, ya no tengo miedo. Ahora he creado mis nuevos y propios límites. Mi nueva realidad. Mi nuevo yo, aunque mi pasado siempre permanecerá ahí. (Como éstas nuevas cicatrices) 
No sé si lo que hice fue lo correcto, no sé si me arrepentiré con el tiempo. Lo más probable es que si. Sólo sé que me sentí bien, que me siento bien, y que encontré nuevas fuerzas para continuar. Sé que venga lo que venga ahora... no me rendiré. (Aunque sea de una manera distinta a la de antes)


"Somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro propio infierno."



2 comentarios:

  1. Las cicatrices te recordaran lo que un dia hiciste y te arrepentiras de eso no hay duda , el tiempo nos reclama nuestras deudas , pero hasta entoces , vive , date oportunidades y dáselas a los demas , sonrrie , vale la pena ...
    psd. yo tuve varios intentos de suicidio hasat hace dos años asi q te entiendo muy bien ....
    animo y animo , vive ...; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento responderte tan tarde, en realidad, es porque no supe que responder cuándo lo leí. Supongo que tienes razón, las cicatrices te recordaran lo que un día hiciste. También creo que me tengo que dar más oportunidades, pero... en fin, a veces cuesta más de lo que debería.
      Espero que tu también estés mejor, y que seas fuerte a pesar de todo.
      Un beso enorme, y gracias por pasarte!

      Eliminar