sábado, 13 de julio de 2013

¿Es real?


Acerqué mis labios a la taza de café y le di un sorbo a mi descafeinado mientras suspiraba al sentir que me quemaba los labios. Estaba sentada en la barra, en uno de esos bares típicos en la zona. Con sus guitarras eléctricas y sus fotos de bajistas en las paredes. Me gustaba aquel lugar. Un lugar perfecto a donde huir o donde esconderte. Y a esa hora no había mucha gente por ahí. Oí como la puerta se abrió. No me giré, estaba pensando en todo lo que estaba sucediendo. En lo que me estaba sucediendo. O mejor dicho, en quién me estaba sucediendo. Porque todo esto era por él. Porque estos sentimientos...
Corté el hilo de mis pensamientos en cuanto noté su presencia al lado de mi, en el taburete continuo. Respiré profundamente y me giré decidida a plantarle cara.
- ¿Qué quieres ahora? ¿Me estás siguiendo o qué?
El chico me sonrió travieso, esa sonrisa torcida, tan suya y tan perfecta. Esa sonrisa que me estaba trastornando poco a poco.
- Es que... ¿sabes? - susurró con la sonrisa en los labios y acercando su rostro al mío -. No me lo creo.
- ¿Él qué no te crees ahora? - dije, con los ojos en blanco.
- Que no me quieras.
Volví la cabeza al café y suspiré por enésima vez.
- El mundo no gira a tu alrededor ¿sabes? No eres el ombligo del mundo, y quizás creas que tienes a todas las tías detrás de ti babeando pero yo no soy una de esas.
- Ah, ¿no? - sonrió irónicamente.
- No - sentencié e hice ademán de levantarme y acabar con esa conversación-.
Él me agarró del brazo cuándo estaba bajándome del taburete, así que me resigne y me volví acomodar con la única intención de terminar el descafeinado. No iba a seguir aquel juego de imbéciles.
- ¿Pero por qué no me quieres?
Podía sentir sus ojos a través de la cortina de pelo que había puesto entre nosotros cuándo me había vuelto a sentar. Me giré, dispuesta a poner fin a la conversación y a soltar todo lo que tenía que haberle dicho desde el primer momento.
- Porque yo no creo en el amor. Es una simple ilusión. Me niego a pensar que todo mi mundo depende de una persona con sólo mirarle a los ojos, porque eso significaría que mi mundo se rompería cuándo esa persona se largara de mi vida. Y lo haría. Toda esta mierda no es como en las películas, donde el chico siempre vuelve a la chica, o viceversa. Aquí, en la vida real, las personas te marcan y después, se largan. Sin volver la vista atrás. Y de todas formas, yo no quiero vivir un amor de pelicul...
No pude terminar la frase porque él me estaba besando. Sí. Me besó. Así de simple. Me calló con un beso. Era un beso dulce. No supe como reaccionar. ¿Lo empujaba para atrás? No, no podía hacer eso. ¿Por qué no? Era tan simple cómo.... echarme yo hacia atrás. Pero es que... ¿no quería? No, no quería que ese beso terminase. Dios, me iba a volver loca. Yo no era así. Nadie había derrumbado tan fácilmente todos los muros que ponía.
Se separó de mi, y me miró a tan solo unos escasos centímetros de mi.
- Ahora, dime que no has sentido nada. Dime que, si has sentido algo estás completamente segura de que ha sido una ilusión. Dime que esto que siento yo - bajó la vista y se dio un golpe con el dedo índice en el pecho- y lo que sientes tú - dijo, levantando la vista y mirándome de nuevo- no es real. Y te juro por Dios que me largaré de aquí, que jamás me volverás a ver, que me olvidaré. Que me iré sin mirar hacia atrás.
Contuve el aliento. No podía decirle eso. Joder, si incluso con esa sonrisa torcida tan perfecta suya ya me podía haber rendido a sus pies hace mucho tiempo. Inspiré hondo y susurré:
- No puedes venir aquí y romper mis esquemas de esta forma.
Se echó hacia atrás, desconcertado. Y entonces, supe que me había vuelto loca porqué deseé que volviera a estar tan cerca de mi cómo hacía unos segundos.
Levantó una mano y se la pasó por el pelo con cierto aire dubitativo.
- Eso es bueno ¿no?
Reí. ¿Cómo era posible que aquel chico hiciera que dejara de huir de ese sentimiento del que siempre he estado huyendo?
- Sí. Eso creo.- sonreí.


Me apetecía escribir algo distinto a lo de siempre, o al final me acabaré consumiendo en mi propias palabras que, por cierto, siempre acaban hablando de lo mismo (si os soy sincera no sé como lograís soportarme después de tanto tiempo).
No sé si seguir escribiendo sobre estos dos desconocidos. El fragmento se me ocurrió el otro día mientras viajaba en el coche. Si os ha gustado y quereís saber que ocurrirá con esta chica y este chico hacedmelo saber con un comentario.
Un beso, y mil gracias por leerme.

6 comentarios:

  1. Es intrigante
    yo quiero saber que pasara
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré continuarlo. Pero tendréis que ser pacientes, estas cosas me vienen de repente, ya he dicho que esto se me ocurrió en el coche sin ningún motivo aparente jajaja. Un besazo.

      Eliminar
  2. A mi me gustaría saber más sobre ellos dos.
    Te expresas muy bien, ¿has pensado alguna vez en escribir un libro?
    Me encantaría hablar contigo, me siento muy identificada con todo lo que escribes...
    Si me quieres escribir, staystrongforeveer@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, intentaré continuarlo :). Un beso.

      Eliminar
  3. ¿Cómo puedes expresarte tan malditamente bien? Me siento tan identificada con todo lo que escribes... Así que, SÍ POR DIOS, ¡QUIERO SABER MÁS!
    A mí siempre me ha gustado eso de escribir, y una amiga me pasó tu blog hace por lo menos un año creo yo ya, y me enganché. Sí, como a la droga, totalmente adicta. Todos los días miro por si has escrito nuevos post y cuando hay nuevos me pongo rápidamente a leerlos. Por favor, nunca dejes de escribir, es un favor personal :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por gente como tú sigo escribiendo aquí a pesar de todo. No sabes lo feliz que me hace ver que hay personas que se identifican tanto y que me leen desde hace tanto tiempo cuándo hasta yo me sueno repetitiva y agotadora en muchas ocasiones. Si es que me emociono y todo :'). De verdad, no me puedo creer que te guste todo esto. Y tranquila, como ya he dicho, por gente como tú nunca dejaré de escribir.
      Un besazo ENORME.
      PD: No sé cómo seguirte en tu blog :(.

      Eliminar