martes, 10 de septiembre de 2013

¿Era distinta?

Las ojeras y el cansancio se hicieron rutina en su día a día, 'preocúpate cuándo eso ocurra' le decían. A ella no le preocupó. Cuando necesitaba un abrazo se abrazaba a ella misma. O a veces se refugiaba bajo el abrazo de su propia sombra, pero por las noches todo estaba tan oscuro que se quedaba sola. El silencio era lo que le instaba a gritar. Quería romperlo. Pero jamás lo hacía. Porque, en el fondo, le gustaba. Se sentía triste, cansada. No sabía por qué. Y aquel pozo sin fondo se convirtió en su refugio. A pesar de que prometió salir de él... ella siguió yendo a escondidas. La oscuridad le atraía. Allí podía gritar sin miedo a romper el silencio, podía llorar sin miedo a ser descubierta. Allí podía ser ella misma. Y en aquel lugar siempre hacía frío. Un frío que te carcomía los huesos. Algo que necesitaba constantemente. Le gustaba el frío porque era la única forma de sentirse igual por fuera que por dentro. Y se quedó anclada, atrapada. Ahora ya no sale de aquel túnel oscuro. De aquel pozo. Nada le empuja hacia la luz. Allí fuera el mundo es cruel, nadie le entiende. No la comprenden. No es su culpa que sea distinta al resto. Ella no quiere ser feliz. ¿Por qué todo el mundo le dice que tiene que ser feliz? A ella le gustaba su tristeza. ¿Tan malo era? Ella quería quedarse en aquella oscuridad para siempre. ¿Estaba loca? No la entendían. A ella la felicidad le dolía.





Siento esta entrada tan rara. Lo sé. Ni yo la entiendo.

2 comentarios:

  1. Tu texto me ha encantado. Creía que era la única a la que le pasaba... cada día comprendo un poquito más que hay gente a la que le gusta estar así. Yo tambien me pregunto por qué todos dicen que es tan malo... Me ha recordado una canción que dice "Entonces me di cuenta de lo difícil que es realmente cambiar. Incluso el infierno puede verse cómo cuando te acostumbras... solo deseaba que el aturdimiento dentro de mi saliese. No importa cuan jodido estes, el Sol siempre volverá a salir y volveras a caer. Lo gracioso de todo esto es que, lo que yo quería, en realidad ya lo tenía. Hay atisbos del cielo cada día: en la musica que hago, los amigos que tengo, el amor que siento... Yo solo tenía que empezar de nuevo"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres la única, a mucha gente le ocurre. Piensas,¿de verdad es tan malo estar triste? ¿Por qué? Si a ti ya a penas te duele estarlo. Es más, te duele más ser feliz.
      Buscaré la canción.
      Un besazo enorme, y gracias por comentar :)
      Nos leemos.

      Eliminar