viernes, 6 de septiembre de 2013

Quiero contarlo todo.

¿Y qué decir cuándo quieres decirlo todo y no eres capaz de decir nada? Porque... a veces me encuentro imaginándome como sería explotar delante de alguien. Decir que necesito que me pregunten si estoy bien y ser capaz de contestar que no. Que no estoy bien, que llevo mucho tiempo sin saber que significa estar bien. Pero llevo tanto tiempo encerrando todo lo que siento que... ya no sé como abrirme. Como contar que no soporto estos gritos, que todo esto es agobiante, asfixiante. Que me estoy ahogando constantemente. Que me perdí a mi misma hace meses y aun intento recuperarme. Que hice cosas de las que de verdad me arrepiento. Y que ya no puedo hacer nada para borrar esos recuerdos. Como contarle a alguien lo asustada, aislada, y sola que me siento. Que llevo semanas preguntándome si mi vida será a sí siempre. Con meses en los que quisiera salir huyendo, salir de este pueblo. Con meses de soledad, encerrada en mi casa y rodeada de libros. Con meses tristes y meses vacíos. Quisiera contarle a alguien todo lo que me ha sucedido. Todo lo que he estado callando. Pero no sé como hacerlo. Y estás lágrimas están llenas de momentos incómodos, en los que me he querido echar a llorar y he extrañado como se siente el recibir un abrazo, pero he pestañeado y lo he ignorado. He ignorado todo. El dolor, el vacío, la necesidad de que algo ocurra, de que alguien se de cuenta de todo, o de que esto cambie. Y es que ya no sé ni porque estoy llorando mientras escribo esto. La gente se ha marchado sin despedirse y a mi no me ha dado tiempo ni a observarlos por última vez, y los que se han quedado... no son los de antes. No son iguales. Es que nada es igual ya. Joder. Y todo esto me duele, o yo que sé. Ya no sé ni lo que siento ni lo que quiero sentir. Ya no sé quién soy, de donde vine o adonde quiero ir. Y quisiera que alguien me escuchara, que al menos alguien me escuchara. Quisiera contarlo todo, pero no sé cómo.



2 comentarios:

  1. Siempre pasa, es como una lucha interna y te preguntas ¿Lo cuento o no? Y buscas a alguien de mucha confianza, y estas hablando con esa persona pensando: Si, se lo voy a contar, es lo mejor, necesito hacerlo y lo entenderá. Pero justo cuando vas a decirlo te quedas callada, porque en realidad piensas que no lo va a entender, que le da igual...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Es simplemente eso. Y a pesar de lo mucho que lo necesitas, te callas. ¿Por qué? Quién sabe.
      Un beso enorme.

      Eliminar