miércoles, 23 de octubre de 2013

Me ahogo.

¿Alguna vez has sentido lo qué es caer al abismo? Lo que es resbalar y por haber cometido un simple desliz, o, lo que no sé si es peor aún, ver como la gente que te aguantaba, que te ayudaba, te empuja sin ni si quiera pestañear. ¿Alguna vez has sentido todo ese vacío? Hay veces en las que yo lo veo en los ojos de la gente. Cuando andas por la calle y las miradas se cruzan entre desconocidos. Cuándo te asomas en esos ojos cansados y tristes y te ves reflejado en ellos, y te ves caer. ¿Sabes lo que es verte rodeada de toda esa oscuridad? Sin saber si hay ojos mirándote en cada rincón, acechándote, preparándose. Sin saber por donde van a atacarte primero, y eso es una ventaja para ellos que se convierte en tu peor debilidad. Te sientes totalmente desprotegida (porque esos brazos extendidos no van a servir de nada si te atacan por la espalda.) Sentirse así es tan miserable. Siempre deseando dejar de caer, poder chocar contra algo, sentir algo, ver algo que no sea toda esa oscuridad. Ese negro que hace desparecer todo. Tu racionalidad, tus sentimientos, tu esperanza. Ese negro que incrementa ese horror a lo desconocido, esa locura de que hay alguien escondido y de que en cualquier momento se abalanzará contra ti sin que puedas hacer nada.
Llevo tanto tiempo cayendo que ya no sé quién soy. A veces siento que soy dos personas distintas, a veces me pregunto como puedo reír tanto durante el día y llorar tanto cada noche. Tanto que me ahogo en mis propias lágrimas. Y a través de esa fina capa de agua que emborrona todo puedo verlos a ellos en la superficie, con sus caras serias, e incluso, algunos, sonriendo como si hubiesen logrado la victoria tan ansiada, relamiéndose con ese brillo en los ojos, viendo como me ahogo mientras ellos se quedan de brazos cruzados.


2 comentarios:

  1. El truco está en flotar.
    Yo lo llamo salvavidas, otros lo llaman escribir.
    Iba a dar click en 'me identifico', pero creo que a veces ceder el salvavidas está bien.
    (<3)

    ResponderEliminar
  2. Yo caigo constantemente, ese abismo del q hablas es El mío tb. Pero si hay algo con lo q me desahogo es buscando en mi cajón desastre las cosas q realmente merecen la pena. Para todo hay una salida. Hay quién personas como tu si nos importan. Hay q seguir. Suerte, animo. Fuerza.

    ResponderEliminar