domingo, 10 de noviembre de 2013

Lo siento.

Recuerdo tus chistes malos, y mis risas sonoras. Recuerdo cómo caminabas dando saltos, desprendiendo felicidad a cada paso. Supongo que ahora es cuándo puedo decir lo mucho que te extraño. Lo mucho que extraño esas tardes cargadas de entusiasmo. De ti riéndote sin motivos. Y, hablo en serio, no sabes lo mucho que extraño como sonaba mi risa a tu lado. Porque sonaba distinta, más alegre, más viva. Más viva de lo que jamás me he sentido desde que te has ido. Y sé que aún estás aquí, pero ya no estás aquí. No de la misma manera que antes. Ya no puedo abrazarte y sentirme segura. Ya no puedo llorar con el teléfono en una mano escuchando tu voz tranquilizándome al otro lado. Porque tu voz ya no está ahí, y yo estoy demasiada asustada cómo para coger el teléfono y llamarte. Porque siento que te odio, pero a la vez me odio a mi misma por hacerlo. Y las lágrimas ya no salen, porque tú ya no estás para ayudarme.  No como antes. Te extraño hasta cuándo estás junto a mi. Porque siento que ya no eres tú, y quiero, necesito, que vuelvas a serlo. Que vuelvas a estar ahí en las buenas y en las malas. Que me perdones, que sabes que soy idiota, y que necesitas perdonarme. Por no haber estado ahí cuándo lo necesitabas. Por no haber estado ahí para dejarte llorar sobre mi hombro. Y sé que dices que no tienes nada que perdonarme, pero lo tienes. Porque necesito que lo hagas. Necesito tenerte a mi lado. Necesito que vuelvas a ser quién antes eras. Porque no te extraño a ti, no a quién ahora eres, porque ya a penas te conozco, extraño a la persona que eras. Sé que necesito pedirte perdón, y que tu necesitas escucharlo. Pero.. es que ya no encuentro las palabras, ni el valor.





4 comentarios:

  1. Hola! Acabo de descubrir tu blog, de momento solo he leido esta entrada pero me ha gustado mucho! Seguire pasandome por aqui.

    Pasate si te apetece por mi blog, enajenación reflexiva.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Nadie consigue hacerme llorar, pero tu has estado a punto y.

    Me encanta.

    ResponderEliminar