jueves, 26 de diciembre de 2013

¿En qué piensas?

Le ofreció un cigarro mientras se llevaba uno a la boca. Ella lo rechazó y le frunció el ceño. Él sonrió. Empezaron a caminar juntos por la calle. Uno al lado del otro, sin tocarse. Ella miraba distraía las luces de navidad y él la miraba a ella. Ella se giró y se sorprendió cuándo le vio mirándola.
- ¿En qué piensas? - le susurró él queriendo agarrar su mano.
- En lo preciosa que es la navidad.
Entre calada y calada llegaron a una calle un tanto oscura y solitaria. Ella se encogió y tembló agarrándose los brazos.
- ¿Tienes frío?
- Un poco.
Sujeto el cigarro entre los labios mientras se quitaba la cazadora y se la colocaba a ella por los hombros.
- Gracias.
Él no pudo aguantar más cuándo ella le dedico una sonrisa. Se acercó y le dio la mano. Ella le miró sorprendida. Entrelazaron sus dedos mientras se miraban fijamente. Él se acercó y ella pudo olerle, una mezcla entre tabaco y hierba recién cortada. Respiró hondo y levantó la vista hacia sus ojos. Él se volvió a acercar, ahora sólo les separaba un precioso instante. Ella estaba apoyada contra la pared de aquella callejuela oscura. Bajo una farola que iluminaba varios metros más allá. La cara de él estaba oscurecida. Podría haber hecho un sombreado perfecto de su rostro, pensó la chica. Sonrió, y el chico le devolvió la sonrisa.
- ¿En qué piensas? - le pregunto ella.
Se acercó más a ella. Y deslizo sus labios hacia su oreja. Pudo sentir el cosquilleo de su barba de tres o dos días sobre sus mejillas.
- En besarte - le susurró acariciando su oreja con sus labios.




1 comentario: