jueves, 2 de enero de 2014

Después de tres años.

He podido verle. Después de tres años lo he vuelto a ver. Y eso a hecho mi 2013 un poco menos doloroso, ya que lo vi el último día del año, y mi 2014 empieza totalmente genial simplemente por el hecho de haber escuchado como me decía 'tía' y como sonreía. Porque sonreía, no paraba de sonreír y de hablar. Y cuándo mi otro sobrino le preguntó sí sabía quiénes eramos, él asintió con la cabeza, y le dijo 'Eres mi hermanito' y puedo confirmar y reafirmar que en ese instante por poco me explota el corazón de tanta felicidad. Porque verle a los dos juntos, ver como hablaban de Gormitis y de Ben 10 me hizo la persona más feliz del mundo.
A mi él ni si quiera me cogió la mano y aunque me hubiese gustado llevarme ese recuerdo, la verdad, es que no me importó. Me sobró con verle, con ver que estaba bien, con ver lo mucho que había crecido en estos tres últimos años y con verle sonreír. Y el mejor recuerdo que me llevo, es saber que es feliz a pesar de todo.





2 comentarios:

  1. que triste entrada-.-
    porque no le veias desde hace tanto? eso es un delito.-.
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi hermana, lo abandonó y lo dejó con el padre, y desde entonces no lo había vuelto a ver.
      Un beso enoorme.

      Eliminar