jueves, 23 de enero de 2014

Con título.

Levantarse muriendo es lo peor del mundo. Con las ojeras doliendo, y los ojos cansados de llorar. Acurrucarse cada noche en el lado izquierdo de la cama, preguntándose si algún día alguien ocupará el derecho. Pero ese día nunca llega. Y la verdad, no sé si quiero que llegue. Me he convertido en piedra. Cargada de odio y veneno. Soy como un animal herido, atacando a todo aquel que se acerque a mi. No dejo que nadie me abrace, porque cuándo lo hacen me clavan más los pedazos de cristal rotos en la piel. Tanto, que tengo miedo de llorar sangre. No sé en quién me he convertido. No sé quién soy, ni quienes son todos. Es como si el mundo se hubiera oscurecido de repente, como si todos los demonios hubieran surgido del infierno, creando uno en la tierra.


4 comentarios:

  1. Sentirse sola en un mundo tan lleno, un viaje que pronto terminara.. tal vez no en poco tiempo,solo de ti depende,despertar de tan mal sueño



    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Duele verse así y sobretodo no sentir, duele el no sentir y es irónico.

    ResponderEliminar
  3. Véncelos. Tú puedes con los demonios. Tú puedes con la oscuridad.
    ¿Sabes quién eres? Eres un ser valiente que puede con todo. Aunque no lo veas, aunque no lo sientas así, eres una persona capaz de vencer a quien sea, lo que sea.
    Todos lo somos, aunque a veces esté demasiado oscuro como para vernos bien.
    Sé que puedes.

    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, lo intentaré.
      Un beso enorme.

      Eliminar