domingo, 21 de septiembre de 2014

¿No te duele?

Has jugado a no echarme de menos, a olvidarme.
Despacito.
Sin que yo me diera cuenta.

Y hoy en día,
a penas parece que me recuerdes.

Y duele.
Joder.
Cómo
duele.

Te veo,
tu a mi no,
pero
te veo.

Y se me rompe el pecho,
te echo de menos.

Creo que no puedo,
que no puedo seguir con todo esto.

Solo necesito que me digas cómo hacerlo.
¿Cómo lo has hecho?

Cómo has salido a delante,
a pesar de los recuerdos,
cómo has seguido adelante,
a pesar de todo lo que vivimos.

Me duele.
Yo no soy como tu.
No sé como hacerlo.
No sé cómo no echarte de menos.
No sé como seguir adelante,
a pesar de los recuerdos.

¿No te duele?
Cuando pasas delante de la cafetería
que hace esquina.
Cuando miras tus libros
de la estantería.
Cuando tocas el piano
susurrando la melodía.
Cuando sales ha hacer
fotografías.
Cuando escuchas nuestras canciones
compartidas.
Cuando oyes a la gente hablar
de lo que nos unía.
¿No te duele?

A mi me mata.
Me duele tanto
que
me
mata.

Sólo necesito que me digas como lo has hecho.
Sólo quiero que me cuentes,
cómo hacerlo,
para no echarte de menos.

1 comentario: