lunes, 23 de febrero de 2015

Os leo tristes.

Os leo triste. No sé.
Ahora, entiendo a la gente que escribe triste, que mira triste, que canta triste, que sonríe triste, que camina triste.
En realidad es fácil identificarlos cuándo fuiste uno de ellos.
Y os leo triste, y me entran unas ganas inevitables de deciros que se puede salir adelante, aunque el dolor siga siendo dolor, sea como sea.
Y sé lo duro que es. Y sé qué es estar en el fondo del pozo, o en mitad del túnel... y no ver luz, o verla pero sentir que es la luz del tren que viene a por ti, sé lo que es respirar y que ese olor asqueroso se te cuele hasta los pulmones, y sé lo que es llorar, y arañarte y gritar, y a pesar de todo, nadie te oye.
Nunca.
Y ese es el problema. Creedme.
Muchas veces esperamos a esa persona que nos oiga, que nos tienda una mano, que nos asegure que esa luz que vemos no es la del tren que viene hacia nosotros sin frenos.
Pero esa persona no existe.
Somos nosotros mismos.
Nosotros mismos tendremos que encontrar las fuerzas, de donde sea, y arriesgarnos.

Y sé que parece que nunca podrás salir de este infierno. Que la vida es dolorosa, que es un mar de lágrimas. 
Pero no os podéis hacer una idea de lo bonito que es vivirla.
De lo bonito que es disfrutar tanto de los días malos, como de los buenos.
Porque somos personas, y nadie es perfecto.

Y quizás esto no llegue a nadie.
Pero os leo triste, y solo quería que me leyerais felices y os dierais cuenta de que aún mantenéis la esperanza, muy en el fondo, aunque parezca que ya no os queda nada.

Seguid, pase lo que pase, seguid.
Porque si sientes que te lo han quitado todo ¿qué mas da arriesgarse?


2 comentarios:

  1. Precioso mensaje, hermosas palabras. Y mucha razón. Siempre hay que seguir...
    Acabo de encontrar tu blog y me ha encantado! tengo el mío hace años, pero recién ahora puedo decir por fin que he vuelto! espero que te des una vueltito http://bonjoursamy.blogspot.com.ar/
    Yo ya te sigo, no me quiero perder de nada! un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que arriesgar. Nunca te quitan todo lo que tienes. Nadie es capaz.

    ResponderEliminar