martes, 9 de febrero de 2016

23:23

Solo quería arriesgarme, saborear el alcohol en mis labios, la adrenalina en mis venas. La risa tonta, la música retumbando en mi pecho. El mundo dando vueltas y el olor nauseabundo del aseo.
Vacíos que han estado ahí toda una vida y que necesitaba llenar de alguna manera.
Y lo siento, no soy yo.
No soy yo a quien buscas, no soy nadie.
No voy a estar ahí cuando me necesites, ni si quiera yo lo estoy cuando me necesito.
No me hables de odio a mi, que me he abierto las heridas mil veces y me he visto sangrar en silencio.

Tengo las manos frías
y creo que el invierno se me ha colado en el pecho.



6 comentarios:

  1. Pronto llegará la primavera para descongelarte las manos y calentarte el corazón ;)

    ResponderEliminar
  2. He leído y me ha entrado frío el invierno por los ojos.

    ResponderEliminar
  3. Eres tan, tan capaz de expresar tanto que siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que me encuentro con tu blog y confieso que me ha gustado. No puedo esperar a volver a leerte. Mientras, me gustaría invitarte a echar un ojo a Los delirios de Pandora. Espero que te guste tanto como me ha gustado tu blog. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Que bien que hoy se me antojó un café recién hecho,
    me identifique con tus bellas letras,
    hasta pronto y saludos a la distancia

    ResponderEliminar