jueves, 17 de marzo de 2016

Aquí, café recién hecho.

Ey, siento todo este caos y desorden que os he montado.

He tenido unos problemas últimamente, y me he dado cuenta de que neccesitaba que mi blog volviera a ser más anónimo, así que he cambiado el link y el nombre por cosas que han pasado a mi alrededor.

Espero no haberos confundido demasiado, solo quería decir eso, que sigo siendo café recién hecho, solo que ahora me he convertido en Osiris (algún días os contaré por qué)

Y, para compensar todo este caos que he montado, os traigo una pequeña sorpresa que sabréis en seguida.

Así que nada, eso, que por aquí aún sigue oliendo a café recién hecho,
como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario