domingo, 6 de marzo de 2016

Incendios.

Estoy segura de que todos me gritarían que estoy corriendo hacia el abismo.
Pero eso es lo que ellos no saben.
Que ese abismo me hace sentir viva.

Y aunque solo sean incendios, seguiré escribiéndolos.
Deja que me duela, déjame sentir algo ¿recuerdas?
He visto el humo del incendio ascender desde mi garganta hasta el techo.
Lento.
He respirado hondo y he sonreído, porque a veces duele, a veces duele mucho.
Pero es un dolor bonito.

Un dolor que me hace sentir viva.

Así que, puedes creer que me he rendido, que el abismo es solo una manera de hacer que no duela.

Pero, solo estoy contemplando el incendio
porque es salvaje, violento, demoledor
y bonito.

Me está consumiendo
y las llamas, retorciéndose y ondulándose entre ellas,
me fascinan.

Y la calidez que desprende hace que mi corazón
a pesar del deshielo
duela
pero de una manera salvaje, violenta, demoledora
y bonita.


(Por cierto, 
imaginad que os digo esto muy flojito;
me encanta leer vuestros comentarios)

7 comentarios:

  1. Tu manera de expresarte hace que uno se transporte a otro lugar... :)
    Me pierdo entre las letras de tus textos, y lo mejor de todo es que me encanta.

    He leído muy flojito tu mensaje... a mí me encanta leer tus textos.

    Muchos besos :*

    ResponderEliminar
  2. Hermoso y mortífero, cálido y destructor, salvaje y bonito... Así más o menos describiría al fuego, pero también esta entrada (que me ha encantado, de hecho cada vez me gusta más todo lo que escribes)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. El masoquismo del ser humano nos permite apreciar la belleza de aquello que todo lo destruye; como el fuego. Ha sido muy bonito leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Después de todo sigue siendo bonito si de ello sacas lo mejor,
    y tus letras son fascinantes.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Gran blog, no dudo en quedarme, tus entradas me encantan, Ya te sigo!
    Te pasarias por el mio?
    Siempre se aceptan opiniones que te hagan crecer.

    Jessie

    ResponderEliminar
  6. Gran poema , me identifico totalmente en ocasiones necesitamos observar ese incendio y sentir el calor del fuego lamiendo tu piel por que te hace sentirte viva y a la vez una extraña felicidad que roza la locura

    ResponderEliminar