viernes, 1 de abril de 2016

Miedo.

Quiero mirarme adentro pero me da miedo
Imagínate que, por primera vez, la primavera está llegando a mi pecho.
Y voy yo y, con mis manos frías, lo convierto todo en invierno.

De nuevo.

2 comentarios:

  1. Quizás sea al revés y el calor de tu pecho descongele tus manos dejando paso a la primavera

    ResponderEliminar
  2. Quizá mirar sin tocar, observar sin modificar ni una sola cosita... Además, ¡imagínate que va, te miras y tienes un incendio ahí adentro! Un par de gélidas caricias de tus manos te vendrían de maravilla.
    Un besote.

    ResponderEliminar